VALDELAGUA DEL CERRO

VALDELAGUA DEL CERRO es una población de origen incierto. A pesar de su privilegiada posición estratégica en lo alto de un cerro, dominando un extenso territorio de este a oeste, no parece tener la antigüedad de algunos pueblos cercanos, ni hay vestigios arqueológicos que lo atestigüen. Es probable que su nacimiento y desarrollo esté ligado al progreso de la ganadería lanar en la Castilla de la Baja Edad Media. La modernidad del topónimo del pueblo vendría a coincidir con esta circunstancia temporal, lo mismo que la posible construcción de la iglesia parroquial, un poco posterior y datable a comienzos del s. XVI

No obstante, en la misma línea apuntada de su posición estratégica, existe una opinión que señala el origen de Valdelagua como posición militar, teoría que se apoya en la denominación “El castillo”, que se aplica a la zona del extremo norte de la población.

 

 

Ambas teorías son compatibles, y aún complementarias, en tanto que al aprovechamiento de los pastos del lugar y el correspondiente asentamiento de la cabaña ganadera, se vería necesario establecer un punto defensivo y de vigilancia en prevención del robo de ganado. Pero con ser importante mantener la propiedad de tierras y reses, aún lo sería más la vigilancia que podía establecerse en estos cerros sobre la tierra llana de La Laguna de Añavieja y sobre el cauce del río Alhama, paso natural de acceso desde el Valle del Ebro a la Meseta, especialmente valioso en estas tierras de frontera. Con el asentamiento territorial de los diferentes reinos hispánicos, iría decayendo esta función estratégica.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad